El templo del cuerpo

cuerpo templo

¿Amas tu cuerpo? Esta es la pregunta obligada a la que todos deben responderse porque es hora de tomar conciencia y asumir  lo que realmente sois: espíritus divinos que utilizan un cuerpo físico como vehículo de evolución espiritual. Porque no se puede evolucionar espiritualmente en la materia sin un cuerpo de materia y ese es vuestro mayor tesoro en la Tierra. Porque para eso habéis venido. De nada sirven fama, riquezas, honores, si no existe una visión más allá de la mera existencia material.

El cuerpo humano es la creación más perfecta cuya misión no se limita exclusivamente a los procesos biológicos. Dentro de él (microcosmos), se manifiesta todo el Universo (macrocosmos) y eso significa que todo ese conocimiento infinito está disponible en su interior. Toda la sabiduría desde el origen de los tiempos está codificada en el cuerpo del hombre y no es preciso buscar nada en el exterior. Eso solo distrae, confunde y os separa del verdadero objetivo: conectar con la divinidad en vuestro interior y asumir el poder de la auto-Maestría.

El cuerpo es la herramienta que os permite manifestar el Cielo en la Tierra y como tal merece honra, respeto y amor. Es un templo sagrado en cuyo interior se realiza la alquimia transmutadora de los elementos inferiores de la naturaleza humana en oro espiritual divino.

Dios no está en las iglesias y templos del mundo, eso solo son lugares de manipulación mental y emocional que mantienen el sueño del ser humano y le impiden encender la chispa divina en el altar de su corazón.

En el cuerpo-templo se llevan a cabo todos los procesos iniciáticos en los planos internos, portales que se abren a la expresión multidimensional del Ser. Y la conciencia se expande y se asoma a nuevas realidades que permiten un gran avance espiritual. Con libertad, sin miedos ni dependencias de personas o creencias que se autoproclaman portadores de la verdad.

La Verdad está en el corazón de tu templo, habla con él, pregúntale y verás como te responde guiándote por el mar de la sabiduría universal.

Es tu gran responsabilidad cuidar de tu cuerpo como el bien más preciado, con mucho amor y sin agresión de ningún tipo. Es tu compañero de viaje en esta encarnación y solo desea ayudarte a encontrar el camino de vuelta a tu hogar divino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s