El Camino Iniciático

iniciacion

La materia de luz que se encuentra encerrada en el corazón se tiene que abrir para salir de allí y expandirse alrededor de todo el cuerpo. Cuando eso ocurre, se manifiesta el Cuerpo de Luz en el individuo y se deja de ser uno más de entre la multitud de seres que aún no han llegado a despertar de la ilusión de la vida terrena. Lo que se desarrolla cuando se abre la puerta del corazón, es lo que se conoce en círculos esotéricos como el camino iniciático, a partir del cual se comenzará la trayectoria de Ascensión hacia la dimensión del Amor.

La iniciación es un proceso arduo que requiere de mucha energía y empeño a la hora de seguirlo, porque en él se pone a prueba al individuo para considerar si eso es lo que de verdad desea y la capacidad que tiene para demostrar hasta dónde es capaz de llegar para conseguir su objetivo.

La realidad de la iniciación no es otra más que el descubrimiento de uno mismo en su parte más oscura, a fin de conocer cuál es el mecanismo de autosabotaje  que impide la plena manifestación de la vida tal y como se ha de manifestar algún día en el que todos seremos Uno.

La iniciación está abierta a cualquier persona que sea lo suficientemente hábil para descubrir esa parte de sí que no se deja ver por miedo a la luz y que no quiere ser puesta en evidencia ante otros para que no se le tache de depredador, como si los demás no fueran también él mismo en su parte de inconsciente que hay que reconocer como propia.

El camino que se abre al iniciado se podría calificar de rosas y espinas a la vez que de sufrimiento y dolor por las pruebas que se le presentan para ser resueltas y despojadas de su contenido de dolor mediante la transmutación de la energía de pesar en amor a la situación que se vive, como parte del proceso que el Alma debe transitar para llegar a su destino y desprenderse de la oscuridad en su interior.

La situación del iniciado una vez ha logrado traspasar el umbral de la puerta que le lleva a la luz, es de lo más peculiar en el sentido de que deja de estar en la Tierra de oscuridad para vivir en el plano de Luz de la quinta dimensión donde se encuentran los otros Maestros que han seguido el mismo camino que él y que han conseguido hacerse un hueco entre los elegidos que forman parte de la Gran Hermandad Blanca en los planos ocultos de la Conciencia Universal.

La vida del iniciado que se integra en la filas de la Logia de Maestros e iniciados en la ceremonia de iniciación que se lleva a cabo en Shamballa, se convierte en alegría y dicha sin fin después de haber superado las pruebas que le han llevado hasta allí y su alma se regocija en el encuentro con los demás que como él han sido capaces de elevarse por encima de la mediocridad de la vida a la que no se reconoce su propósito de evolución espiritual.

A todo aquél que está destinado a ser iniciado en la vida actual se le identifica por su labor de servicio a los demás y por su disposición a colaborar en el trabajo de grupos, además de por su interés en participar en actividades y coloquios en los que se plantean temas de ayuda espiritual, porque busca la respuesta a la inquietud de su Alma que le empuja a hacerse cargo de su vida y tomar el sendero de la máxima realización personal y evolutiva.

La misión del iniciado ha de ser emprendida a raíz de haberle sido comunicada por el Maestro Iniciador a lo largo de la ceremonia y haberle dado las pautas necesarias para su cumplimiento y se llevará a cabo en la más estricta confidencialidad para que no se vea interferida por algún otro Ser que no esté a la altura de comprender la importancia de lo que se realiza por orden de la Jerarquía Espiritual.

El poder de luz que se despliega después de haber sido iniciado, se corrobora de inmediato con la puesta en marcha de un plan de trabajo destinado a satisfacer el requerimiento económico que se necesita para llevar a cabo la misión, porque no siempre se está en disposición de tener los medios adecuados y en ese caso, habría que dilatar en el tiempo el cumplimiento del mandato de ayuda a la humanidad.

La necesidad financiera es uno de los impedimentos que se presentan a la hora de realizar el mandato de luz, ya que a lo largo del proceso iniciático se ha debido experimentar la carencia material como prueba definitiva de ser capaz de sobrevivir en condiciones precarias que ponen de manifiesto la fuerza interna del iniciado ante condiciones adversas de supervivencia. Y es por eso que después de la iniciación se le abren todas las puertas para que se realice en el mundo exterior y no deje de ganar dinero con lo que hace, porque lo que hay que tener en cuenta es que la labor que desempeña no tiene precio a pagar con dinero y siempre será remunerado en compensación a su esfuerzo creador de luz en la materia.

misión espiritual

 El mandato de la Misión

Lo que se entiende por misión es la capacidad de representar el papel de mediador entre el Cielo y la Tierra, después de haber sido preparado para ello por el Alma de Luz en los planos internos de la conciencia. El papel de mediador se ejecuta de manera silenciosa para no levantar sospechas de que se está haciendo algo fuera de control, porque cada vez que un iniciado se propone hacer algo, hay una reacción en contra que hay que saber valorar de antemano para que no se produzca el fracaso y se deje de manifestar lo creado con anterioridad.

Cuando se decide que la misión es lo más importante al margen de todo lo demás, se produce un cambio de energía en la persona que la empuja hacia su objetivo sin tener en cuenta los límites que ella misma se impone a través del mundo exterior para que no pueda llevar a cabo su plan, pero una vez superados, nada podrá detenerla en su empeño de seguir adelante en el camino que se ha trazado para seguir avanzando en el sendero de iniciación.

El problema con el que el iniciado se encuentra a la hora de realizar la misión que le ha sido encomendada, es que nadie de su entorno le apoya en la decisión que toma de salirse de la vida mundana para resucitar en el plano de Luz, que no es otra cosa más que el Espacio Sagrado del corazón adonde se retira después de haber sido iniciado en el grado de Maestro. La preponderancia del corazón en el que ha llegado a ese punto de evolución espiritual, hace que los demás le rechacen por lo que es, como reflejo de lo que no quieren ver en sí mismos cuando le miran y por su capacidad de desarrollar los poderes latentes que se vienen a manifestar a medida que se recorre el camino.

La mayoría de las veces en las que un iniciado se atreve a decir que lo es, se produce el colapso de energía en quien lo escucha para no seguir oyendo lo que tiene que decir y se malgasta la energía de los dos, que deja de estar en su lugar y se corrompe en su intención creadora de luz. El iniciado que no sabe a qué atenerse en lo que respecta al secreto que hay que guardar en lo que a su historia se refiere, se arriesga a perder su poder y se deja llevar por la vida de nuevo antes de que se dé cuenta de que se ha desviado del camino.

El confort de la vida material ya no es un obstáculo para él a la hora de tomar la decisión más adecuada para desarrollar el plan y siempre estará dispuesto a salir adelante, cueste lo que cueste y a no desperdiciar el tiempo que le queda con personas que no son de su agrado y que solo desean estar con él para beneficiarse de su potencial de luz sin aportar nada a cambio.

La lección que ha de aprender en la vida quien se inicia, es la de ser responsable de la energía que maneja para que no se diluya en el éter sin haber sido utilizada para un fin concreto de ayuda a la humanidad.

AUTORA: Asunción Chavarri

www.elcuerpohumanodequintadimension.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s