La Capilla Sixtina en el concepto creador de materia

Capilla Sixtina1

La Capilla Sixtina en el concepto creador de materia

La Madre de Dios se acomoda en una estancia de la Capilla Sixtina para dar a conocer su mensaje de creación desde el Cielo. Y este mensaje es el siguiente:

“Yo Soy la mujer que descendió a la Tierra para crear en la materia con el consentimiento de Dios y por eso ahora te hablo desde el Cielo, para decirte cómo has de crear desde aquí para que nada te pueda faltar en la Tierra donde vives. Todo lo que necesitas es abrir tu corazón a la entrada de lo que quieres crear y ponerlo a disposición del mayor bien de todos y del tuyo propio y cuando hayas sentido que esa intención se ha concretado en tu pecho, considerarás oportuno que la luz descienda del Cielo para entrar a alimentar tu creación y a continuación pedirás que se haga visible en tu entorno en el momento más adecuado para ti y para todos los demás. Con este mensaje te desafío a que empieces a crear en la materia con el consentimiento de Dios, sabiendo lo que haces y haciéndote responsable de lo que has decidido traer a la luz desde el Cielo, para que nunca más vuelvas a estar a oscuras cuando hagas uso de tu poder creador. Lo que la Madre de Dios desea dar a conocer, es el mecanismo de creación desde el corazón, que es el espacio desde donde el Cielo se manifiesta en la Tierra y desde donde se materializa la energía de luz necesaria para que lo creado se haga real en el mundo material”.

 capilla-sixtina1

Testimonios desde el Cielo

En la Capilla Sixtina hay también algún que otro elemento que alude al poder creador del ser humano, como es el caso de la imagen en la que se representa a un hombre tumbado recibiendo el influjo divino de Dios con el toque de Su dedo, como símbolo de la transmisión de Su Poder para que lo utilice de manera sabia.

Hay además otra escena muy conocida por todos en la que se ve a un Ser alado que no deja de revolotear alrededor de su presa para inducirla a comer del árbol prohibido donde está esperando la serpiente para ofrecer el conocimiento sagrado del bien y del mal a quien sea capaz de descubrir su misterio. Y a su lado se encuentran otros dos Seres, hombre y mujer, tras haberse comido la manzana y haberse reconocido en su desnudez después de haber sido libres en el cielo. Y cuando estos Seres se dan cuenta de que ya no son lo que eran, se arrepienten de su decisión de haber probado el fruto de la miseria y el dolor y de haberse despojado de sus vestiduras de luz para caer en el barro de la materia, al igual que le ocurre al hombre en la actualidad, que está dentro del barro sin saberlo y no se quiere levantar para lavarse la cara y mostrarse como es por temor a ser repudiado por quien le obligó a caer, sin darse cuenta de que nadie hay ajeno a él mismo que se lo impida.

Si seguimos observando las pinturas de la Capilla Sixtina, encontramos a otro Ser del que nada sabemos porque no nos ha sido presentado y no conocemos nada de su vida en el Cielo, al igual que no somos conscientes de nuestra vida en el Cielo poco antes de venir a la Tierra. Y si nos ponemos al habla con él, nos cuenta cómo era su existencia en el más allá cuando todo era luz a su alrededor y estaba orgulloso de ser quien era sin tener que ocultarse de nada y nos explica cómo era Un solo Ser con todo lo demás sin distinción de especie y cómo se las apañaba para recrear el Universo a su antojo sin nada que le impidiera manifestar sus creaciones. Y así es como decidimos que nosotros somos él y que estamos en el espacio multidimensional de la Capilla Sixtina para asomarnos al concepto creador en la materia con la luz del Cielo, con el deseo de que las creaciones se materialicen en la nueva Tierra de Luz de la dimensión del Amor.

AUTORA: Asunción Chavarri

www.elcuerpohumanodequintadimension.com

Anuncios

La glándula pineal en el proceso de canalización

pineal

La glándula pineal en el proceso de canalización

Cuando vamos a entrar a canalizar desde la glándula pineal, es necesario tener en cuenta el haber despertado previamente el canal de comunicación con el Ser de Luz que somos en la dimensión del Amor, porque de no ser así, lo que digamos en la canalización puede venir de cualquier otro lugar donde el Amor no está presente como energía de luz y se puede entrar en conflicto a la hora de interpretar las palabras que no salen directamente del corazón.

El proceso de aprender a canalizar desde la glándula pineal, es lo que voy a enseñar en este escrito, que tiene como finalidad despertar el Amor a lo que uno es más allá de la apariencia, porque para empezar a canalizar desde el corazón, es preciso amarse en primer lugar y no dejarse llevar por el falso yo que siempre trata de estar a la vanguardia para que se le reconozca como el protagonista de la película que se ha venido a representar.

La glándula pineal es un dispositivo de comunicación extraterrestre siempre y cuando se haya desarrollado su potencial para abrirse al mundo real en el que solo hay cabida para la Verdad y mientras eso no se dé, las palabras que se escuchan a la hora de canalizar, no proceden de la emisora adecuada sino que se despeñan por el abismo de la falta de control de lo que se dice a la hora de transmitir la información, que deja de tener valor cuando no pasa por el canal adecuado por haberse desviado de su camino original.

La puerta está cerrada para todo aquél que no ha sabido conectar con su Ser de Luz desde el interior del corazón y para todos los que no han sido capaces de abrirse al Amor de sus almas en la Tierra con la intención de ser libres de la esclavitud del sistema de control que los oprime, porque la verdadera libertad no es la que se da en el cuerpo sino en el alma y en el espíritu cuando se unen para celebrar su boda en el cielo.

Lo que se quiere decir con todo esto, es que la falta de control a la hora de canalizar, desencadena el poder del ego en el interior de la persona que canaliza y se deja de ser de Ley en lo que se dice, porque una cosa es transmitir lo que el ego desea que se manifieste y otra muy diferente descubrir lo que el Alma de Luz tiene que decir para el mayor beneficio de todos. Y aquí es donde se entra en conflicto cuando no se sabe qué decir, porque la luz de la canalización no se ha encendido en el corazón y se trata de hablar con la mente sin tener en cuenta el resultado de las palabras dichas sin control.

 
registros4

El Poder de Dios en el canal

La apertura del canal a la Luz del Alma pone de manifiesto que la persona que canaliza desde la dimensión del Amor, no está sometida al control del ego  inferior desde el momento en que se ha comprometido con Dios a hacerse eco de Su Voz sin obstáculos de ningún tipo que puedan alterar el contenido de la información, ya que en el transcurso de la canalización se deja de estar presente como personalidad para entrar en el Corazón de Dios y abrirse a la escucha desde allí, con la intención de que todo lo que se diga sea de luz.

Y así es como se debería empezar a canalizar, con la intención puesta en las palabras que se dicen como resultado de lo que se ha vivido en propia experiencia para que no estén vacías de poder y puedan ayudar a los demás a conseguir los objetivos que se han propuesto como meta a la hora de despertar a la Luz de su Alma. Cuando el canal de luz no está preparado para acceder al Amor de Dios por decisión propia, nada hay que hacer por mucho que se intente para activar el poder de canalizar tal y como estamos explicando en el artículo.

La única manera en que se podría empezar a desarrollar este poder, es insistiendo en la conexión con el Alma de Luz desde el tercer ojo para que se abra a la visión periférica de lo que tiene lugar más allá de la visión del ojo físico y se comporte de acuerdo a lo que ve para que nada se escape a su control. Y todo lo que se diga a partir de ahí, será lo que el Alma desea sea escuchado para efectuar el cambio dimensional dentro de la Ley del Uno.

El dolor que se infiere a la persona cuando se habla desde el ego, se relaciona con la falta de control en las palabras y con la manipulación de la información que no se sabe de dónde viene porque no se ha detectado su origen, si de la mente o de cualquier otro lugar del cuerpo, de acuerdo a la intención de quien habla y al deseo de escuchar lo que se dice por parte de quien recibe el mensaje. Y visto así, cualquier forma de canalizar resultaría perfecta para ambas partes si lo que se pretende es continuar estando en la Tierra de tercera dimensión, pero no para quien está en proceso de realizar el cambio dimensional de Ascensión con la energía de Amor en su aura de luz.

Lo que hay que decir al respecto, es que la apertura de la glándula pineal es el primer paso para entrar en la quinta dimensión desde donde se puede ver la vida tal y como es y no como nos han contado que es desde la puerta trasera, a espaldas de la luz de la entrada verdadera.

AUTORA: Asunción Chavarri

www.elcuerpohumanodequintadimension.com

 

La vida en Andrómeda

andromeda2

La vida en Andrómeda

 La vida en Andrómeda es muy fácil de comprender si se tiene en cuenta que todos los Seres que allí estamos somos iguales en aspecto y en tamaño porque así ha sido decidido por el Creador.

La vida en la galaxia de Andrómeda está muy lejos de ser lo que el hombre imagina, si es que alguna vez se ha planteado siquiera que podría existir vida en otros lugares además de dónde él se encuentra.

Ahora vamos a comenzar por describir cómo es el lugar desde donde te estamos hablando para que lo transmitas a los Seres de la Tierra que están dispuestos a escuchar el mensaje de Dios a través del canal de luz de tu alma.

El espacio interestelar está lleno de Seres de Luz que aún no han sido presentados al hombre de la Tierra y es por eso que queremos abrir esa puerta de luz al Universo para que todo aquél que lo desee pueda venir a conectar con Nosotros a través de su canal de luz con el cuerpo de luz activado para que puedan llegar hasta aquí.

cuerpo de luz

El cuerpo de luz

El cuerpo de luz es lo primero que necesita ser encendido para poder comunicar con Nosotros en cualquier lugar del espacio-tiempo, ya que ese cuerpo es el vehículo interdimensional que permite la conexión multidimensional con el Ser de Luz que está dentro del hombre de la Tierra.

Para activar el cuerpo de luz basta con tener conciencia de que esa es la parte de Dios en cada uno de los seres humanos y a partir de ahí, solo se necesita poner la intención de que ese cuerpo de luz se active y se dirija al lugar adónde se quiere llegar, siempre y cuando se haya preparado con anterioridad lo que se pretende realizar con ese viaje interestelar.

Cuando el hombre activa su cuerpo de luz, todo resplandece alrededor de él y se convierte en una estrella de luz incandescente a la que es posible vislumbrar desde la lejanía más remota del Universo. Y así es como podemos llegar a conectar con todos los que estén dispuestos a hacerlo, sin temor a nada, porque nada hay que temer cuando uno está dentro de su cuerpo de luz que le protege de todo mal y de todo lo que pudiera sentir como amenaza contra él.

El cuerpo de luz del hombre es una maravilla de la Creación que no ha sido bien utilizado en algún lugar del tiempo en el que se descendió a la materia y se dejó en suspensión en el interior del corazón para que fuera encendido en el momento preciso en que el hombre decidiera ascender por su propia voluntad.

Este es el mensaje que hemos venido a dar al hombre de la Tierra, para que empiece a ser consciente de que su cuerpo de luz necesita ser activado para emprender el camino de vuelta al hogar del que proviene, que es la dimensión de la Luz y el Amor que no se ha conocido en la Tierra de materia densa. Por eso venimos a hacerle este regalo, a la vez que deseamos que su cuerpo de luz le traiga hasta Nosotros en la galaxia de Andrómeda, para empezar a desarrollar su potencial de luz estelar que nunca se apaga y siempre se mantiene en actividad a la hora de conectar con su Alma de Luz en el Universo.

partícula de Dios

El mensaje de Dios

Ahora vamos a describir cómo es la vida en este lugar y empezamos por deciros que Nosotros hemos sido los elegidos para entablar esta comunicación para que el mensaje de Dios llegue a calar en el corazón del hombre de la Tierra. El mensaje de Dios para el hombre es muy claro y sencillo y no tiene nada que ver con lo que se le ha explicado a través de los diferentes medios que se utilizan en la Tierra para influir en la mente de las personas.

El mensaje de Dios para todos sus hijos es la libertad del alma y la vuelta al hogar desde donde se fue en el origen con el fin de explorar el Universo. Y después de haberse ido, ya no supo volver y se quedó perdido en el espacio buscando la manera de regresar al hogar de donde había salido. Mientras eso ocurría, el Ser de Luz que se había marchado de la casa de su Padre, fue aterrizando en diferentes lugares que le permitían realizar el aprendizaje de ese sitio en concreto. Y así poco a poco, cada una de las partes de Dios que se habían separado de Él, fuimos entrando a conocer el Universo viajando a través de él para experimentar la Luz de la Creación en toda su magnitud. Pero cuando llegamos a un lugar que se encontraba muy alejado del Sol, lo que nos ocurrió fue que nos caímos al suelo y ya no pudimos levantarnos y así fue como llegamos a la Tierra de tercera dimensión y como también despertamos a la luz desde allí para seguir evolucionando en el espacio interestelar con la conciencia despierta y con la intención de ser ascendidos algún día para volver al lugar de origen de donde el Ser de Luz se despidió de su Padre.

La partícula de Dios que se desprendió de Él al iniciar el proceso de Creación del Universo, somos cada uno de Nosotros que estamos repartidos por todo el espacio interestelar esperando el momento adecuado para encontrarnos todos y abrazarnos como Un Solo Ser que solo desea el mayor bien de Todo lo Que Es.

Cuando os venimos a hablar de esta manera, es porque sabemos que sois conscientes de lo que os queremos transmitir y por eso estamos aquí ahora, para despertar vuestra conciencia a la luz del Sol que nunca se apaga y que siempre brilla en la oscuridad.

Dentro de nuestra galaxia de Andrómeda el Sol nunca se apaga y siempre estamos dispuestos a ayudar a quien nos lo pida desde el corazón. La forma en que podemos ayudar al hombre de la Tierra es despertando su capacidad de realizar viajes interdimensionales adónde él mismo decida, para que se pueda encontrar con la parte de su alma que no ha conocido jamás desde que entró a vivir a la Tierra. Cuando nos ofrecimos voluntarios para ayudar al hombre para salir de su encierro en la Tierra, lo primero que se nos ocurrió fue plantear esta posibilidad de conocerse a sí mismo en la mayoría de los lugares en los que está presente desarrollando una misión de luz en el Universo, que necesitaría ser conocida por él para que pudiera llevarla a la Tierra y terminara de realizar el aprendizaje que le ha sido impuesto, con la intención de salir cuanto antes de su limitación de estar encerrado en un cuerpo de carne y volar al Universo con el poder de la luz dentro de su cuerpo de luz.

La mayoría de las veces en las que nos hemos puesto en contacto con el hombre, no ha sabido recibir nuestro mensaje de ponerse en marcha para ascender al cielo donde estamos todos esperando su llegada, porque él es uno de Nosotros y siempre estamos dispuestos a estar en su vida si así lo deseara, ya que hay mucho que debería aprender de nuestra forma de vivir que se despliega en luz de color rojo dorado para indicar que estamos en la galaxia de Andrómeda.

El color rojo es un indicador del Amor del corazón en el Corazón de Dios en el Universo y el color dorado es la energía de luz del Ser que un día descendió a la Tierra desde el Sol en el que estamos Nosotros ahora. El poder del Sol en nuestra galaxia, está siempre en actividad dentro de nuestros cuerpos de luz, porque Nosotros estamos dentro de un cuerpo de luz de color rojo-dorado con el fin de ser reconocidos por los demás Seres de Luz que habitan en los diferentes lugares de la galaxia. Lo que podemos realizar dentro de nuestros cuerpos de luz es lo que el hombre no podría ni siquiera imaginar con su mente de humano que no ha salido nunca de su encierro y que no se permite la libertad.

La vida en Andrómeda deja de ser un secreto para el hombre a partir de ahora por la decisión que se ha tomado de conectar con Nosotros para recibir la Palabra de Dios. Y así vamos a despedirnos de los hombres de la Tierra, con la intención de que pronto volvamos a encontrarnos para seguir descubriendo las infinitas posibilidades de desarrollo personal y espiritual que se podrían manifestar en la Tierra si ese fuera el deseo de las personas que lean esta información.

Hablamos los Seres de Luz de la Galaxia de Andrómeda en la Voz Una de Todos Ellos.

CANALIZADO POR: Asunción Chavarri

www.elcuerpohumanodequintadimension.com

El reptil de Dios y el hombre de la Tierra

dragón

El reptil de Dios y el hombre de la Tierra

Antes de comenzar el artículo vamos a repasar el concepto de reptil para que quede claro y no surjan dudas al respecto.

El hombre que descendió a la Tierra desde los planos de luz, se atrevió a manifestar su deseo de convertirse en reptil para experimentar el lado oscuro y después de que ese deseo le fuese concedido, ya no supo volver a ser lo que era antes de descender a la Tierra desde el Universo de Luz.

El reptil de Dios en la Tierra es el hombre mismo en su calidad de ser que repta por la superficie del planeta después de haber volado con sus alas por el cielo. El dragón de Dios perdió sus alas con la caída y dejó de reconocerse a sí mismo como el Ser de luz que podía volar y echar fuego por su boca en el espacio interestelar en cumplimiento de la misión que Dios le había encomendado.

Y ahora vamos a continuar con el relato de cómo es que el hombre decidió convertirse en un reptil humano después de haber renunciado a su cualidad de reptil sagrado, partiendo de la base de que él mismo fue quien se atrevió a realizar ese cambio. El hombre de la Tierra no conoce su origen como especie reptiliana y piensa que solo son unos pocos quienes representan ese papel y les desprecian por ello, sin tener en cuenta que todos somos de la misma especie por decisión unánime. La mayoría de las veces en que se habla de los reptiles, se despierta el temor a ser devorado por ellos y no se permite expresar el Amor de Dios a Todo lo creado y se conecta con el odio y el miedo como si de extraterrestres se tratara, por ignorancia del propio origen. Todos somos reptiles sin excepción y eso es lo que deberíamos empezar a aceptar si queremos seguir avanzando en el camino de la Ascensión porque ese camino no se puede recorrer sin la ayuda del reptil que viene a mostrarnos por donde tenemos que seguir avanzando en el desarrollo de la misión que nos ha sido encomendada en la Tierra.

El reptil de Dios está dentro del hombre como el Ser de Luz que espera ser tenido en cuenta para liberarse de su prisión dentro del cuerpo humano. La kundalini sagrada hace alusión a ese reptil que duerme en el interior de la caverna esperando ser despertado y ascendido a los planos de luz de donde vino.

kundalini1

 El despertar de la kundalini sagrada

Dentro de la caverna oscura del sacro permanece en letargo la serpiente sagrada que descansa plácidamente sin ser molestada por nada, porque en ella no está el despertar de su sueño de siglos de abandono sin haber sido tenida en cuenta. Pero cuando hay alguien que busca encontrarse a sí mismo, entra en contacto con  esa parte de su alma para liberarla de su encierro y así comienza el proceso de despertar espiritual, con el desperezamiento de la serpiente kundalini y su encendido en el sacro para que pueda ascender por el canal de luz de la columna vertebral y despertar las capacidades latentes en el hombre de las que disfrutaba antes de bajar a encerrarse en la cueva.

Resulta así que la serpiente es el hombre mismo en su alma de sombra y es el que no desea salir de su escondite a menos que haya algo que le obligue a hacerlo, como podría ser un hecho traumático en su vida o una intensa búsqueda espiritual que le permita encender la mecha del fuego sagrado que la serpiente kundalini representa. Porque en ella está el Poder de Dios que no se reconoce en uno mismo y se deja de ser consciente de que eso es lo que somos, Dioses en potencia que no han sabido reconocerse como tal y se han olvidado de sí mismos para encerrarse en un lugar húmedo y oscuro donde apenas se puede respirar a menos que se le abra la puerta a la serpiente. La manera en que esto debería llevarse a cabo, tiene que ver con el convencimiento personal de que eso es lo que se necesita hacer para seguir ahondando en el camino de Ascensión, porque de no ser así, el despertar de la serpiente dormida con propósitos diferentes, podría traer fatales consecuencias para el que se atreve a jugar con el Fuego de Dios.

La emoción que se despierta al ser consciente del poder que se esconde tras ella, podría acabar con la persona en el fondo del abismo de nuevo para no volver a salir nunca de él. La serpiente estrangula a sus víctimas cuando no se la respeta y se detiene la búsqueda espiritual para desviarse del camino de Ascensión y correr el velo de la ignorancia delante de los ojos que no desean ver lo que hay más allá de lo que los sentidos físicos le muestran, para confundir a quien desea atravesar el portal de la iniciación en los planos internos de su alma.

El dolor de la serpiente de Dios cuando no se la reconoce, se hace patente en el alma del iniciado que busca recorrer el sendero de la libertad, porque en ese dolor está el combustible que es necesario prender antes de ser ascendido. La caverna deja de estar a oscuras cuando la serpiente sale de ella con el fin de ascender, pero no por eso resulta más fácil el camino sino más bien al contrario porque está lleno de obstáculos que es preciso superar entes de haber logrado el éxito definitivo que se materializa con la salida de la serpiente kundalini por la parte superior de la cabeza y con la apertura de los centros energéticos que van a permitir la conexión espiritual y el desarrollo de la conciencia superior.

La apertura de los chakras que se manifiesta con el ascenso de la kundalini por el canal de luz de la columna vertebral, podría resultar desgarradora para el iniciado para probar su resistencia al dolor que deberá ser superado a la hora de atravesar el portal que conduce a la libertad. La presión de la energía dentro de la cabeza, abre el centro coronario a la salida del reptil de Dios y el hombre deja de ser un reptil  para convertirse en un ser humano completo y libre de ataduras en la materia.

particula de Dios

La partícula de Dios

Dentro de los hombres existe una partícula que nos conecta con la Divinidad y que está localizada en el interior del corazón. Esa partícula se halla resguardada en una cámara secreta de difícil localización, a no ser que se emprenda su búsqueda para despertar el Amor a Dios y el Amor a uno mismo.

Cuando el hombre busca el conocimiento superior, necesita estar en contacto con esta parte de su Ser, porque en ella está la sabiduría de las edades y todo lo que tiene que ver con el reptil de Dios. El corazón es el gran engañador cuando no se ha conseguido abrirlo al Amor de verdad que solo puede ser manifestado desde el centro de poder espiritual en el interior de la cámara secreta. Todo lo que queda fuera de ella no puede ser considerado como algo real y la sabiduría no está presente más allá de sus paredes de cristal. La cámara secreta del corazón es el recinto sagrado de la Divinidad en el hombre, el igual que lo es el centro sexual donde se alberga la serpiente de Dios. Dentro de este espacio, se aparece el reptil de nuevo, esta vez para demostrar su poder de convicción para que el iniciado no continúe desplegando su poder y le habla desde allí y le dice cosas bonitas que él desea escuchar, con la única intención de sacarle del camino y abandonarle a su suerte. Y cuando no lo consigue, se desespera de dolor de corazón y solo desea morir a la vida en la Tierra para ser definitivamente libre.

Y así es como todos los iniciados deben atravesar el umbral del dolor del corazón antes de proseguir el camino de Ascensión que le llevará hasta la cabeza, donde se abrirá paso la serpiente hasta salir disparada como un proyectil hasta los confines del Universo. A la hora de salir por el orificio craneal, la serpiente no duda en retorcerse de dolor ante la vida que le espera fuera del cuerpo, porque no es consciente de nada hasta que no haya salido de él. Y cuando por fin ve la luz, la alegría de vivir se apodera de ella y se abre al Amor de verdad y a la felicidad más absoluta después de haber abandonado el dolor para siempre y ser consciente de todo lo que le rodea, sin temor a equivocarse en nada de lo que haga, porque en ella está la Verdad de lo que se da por llamar la Palabra de Dios en la Tierra para quien esté dispuesto a escucharla y abrir sus oídos al regalo de haber sido elegido por Él para transmitir su mensaje.

El fin de la iniciación en el grado superior es la apertura del portal dimensional que lleva al Universo para ser reconocido en él como uno más de entre la multitud de seres que se disputan la compañía de Dios en el espacio interestelar de la propia conciencia, desde donde todo puede ser resuelto y llevado a efecto sin perjuicio para nadie.

A la hora de despertar el Poder de Dios en el Universo, el iniciado debe tener presente que su palabra es ley y que todo lo que diga será tenido en cuenta por los que le escuchen con oídos abiertos y con mentes limpias de prejuicios que no distinguen entre el bien y el mal como formas de conducta, porque el mal es el bien cuando no se es consciente de lo que se hace y nada puede ser rechazado por ser realizado sin conciencia, porque entonces el reptil no saldría jamás de su escondite para ver la luz por culpa de quienes no le aceptan en sus vidas como algo propio que necesita Amor y comprensión y no ser excluido.

dragones

El reptil de Dios en el Universo

Cuando el hombre descendió a la Tierra, dejó en suspensión su poder de percepción de la realidad dentro de sí mismo y por eso no es consciente de que lo que le ocurre tiene que ver con su alma de reptil y con el lado oscuro de su conciencia. En su alma reptiliana desea conocer el Amor y abrirse a la vida eterna, pero cuando no se le tiene en cuenta como algo  de uno y no de otro, el poder de percibir la realidad no se dejará ver por no haber sido reconocido en esa parte del alma que lo lleva como atributo de la Divinidad.

El reptil es el Amor que todo el mundo desea tener a su lado como alma gemela, porque él es en verdad el alma gemela y no lo que se conoce fuera de uno mismo como alma gemela. La verdad del alma gemela está en el misterio de la Creación, cuando Dios se percató de que no podía llevar a cabo Su Plan de Creación sin la ayuda de la mujer que le permitiera dar a luz lo que Él tenía en Su mente. Y así fue como el alma gemela surgió de la mente de Dios y se dio a luz a Sí mismo en su parte de mujer para que pudiera concebir Sus pensamientos a través de la palabra creadora de vida en Su Matriz Divina.

Pero cuando el orden dejó de existir en el Universo, la palabra creadora de Dios descendió a la profundidad de la matriz de la mujer y se convirtió en serpiente de luz dentro de ella, con el fin de que fuera consciente de su presencia y se volviera a recordar a sí misma como el reptil de Dios que fue, cuando sabía cómo crear con el poder de su palabra.

AUTORA: Asunción Chavarri

www.elcuerpohumanodequintadimension.com