La estructura de la información que se manifiesta en dolor

dolor

La estructura de la información que se manifiesta en dolor

Lo que el dolor tiene que decir cuando se manifiesta en el cuerpo, obedece a unas causas que no siempre son comprendidas porque no se entiende su contenido.

Cuando alguien se queja de que le duele algo, está refiriéndose a un estado del Ser, que se implica en la vida de la persona para dejar constancia de su oposición en relación a una situación que se ha experimentado al margen de la Ley de Dios. El dolor que se desencadena desde el confín del alma, surge a la superficie y se manifiesta en el cuerpo con el fin de ser reparado en el interior de uno mismo, con el consiguiente Amor al cuerpo que lo expresa. El dolor del alma deja de serlo cuando se lo reconoce y se trae a la vida con la intención de abrirle el camino a la sanación y por eso es importante que se sea consciente de cuál es el mensaje que quiere transmitir. Para entrar en contacto con el mensaje, hay una técnica de autoconocimiento  que se puede utilizar para conectar con el alma y preguntarle los motivos que la han llevado a despertar ese dolor en el cuerpo.

Técnica de autoconocimiento para acceder al mensaje del dolor

Cuando uno se pregunta el por qué de una situación que le ha tocado vivir, se olvida de que en algún lugar del tiempo él mismo decidió llevar a cabo ese experimento para subsanar el dolor que aún permanecía oculto en el inconsciente más profundo y que no se había podido manifestar con anterioridad por los motivos que sólo el alma conoce. Y cuando se trata de desentrañar el entramado de la información del acontecimiento que se vive, siempre resulta en desagrado por no estar a la altura de la comprensión de la circunstancia vital y salirse del cauce de la mente racional que no controla el poder de sanación y cuando algo se le opone a su entendimiento, llora y patalea de dolor y busca la manera de ocultar el mensaje con píldoras de diseño en lugar de recurrir a remedios naturales que están en armonía con su cuerpo de luz.

El poder de sanación del cuerpo de luz a la hora de tratar el dolor, es el que resuelve el conflicto del alma, que no deja de gritar en espera de ser escuchada y de ser comprendida en lo que viene a decir, para dejar de ser lo que no quiere ser por obligación del hombre que no se conforma con ser él mismo y adopta diferentes posturas para satisfacer a los demás en contra de su voluntad. Cuando el hombre no es capaz de sentirse en la profundidad de su Ser, se descompone en su energía de luz y no puede manifestar sus deseos por mucho que lo intente, ya que así lo único que consigue es perpetuar el dolor de la especie humana que no se ha enterado de nada de lo que le ha ocurrido para llegar a la situación en la que se encuentra de esclavitud y pérdida de poder. El dolor de la especie humana es el dolor de la separación de Dios en el origen y todo él viene a entrar en el alma para ser reparado tarde o temprano y para ser escuchado en lo que tiene que decir.

Ahora vamos a conocer una técnica de sanación del dolor para ser utilizada por quien lo sienta, ya sea de carácter físico o emocional.

Nos sentamos en la postura del loto a ser posible y nos disponemos a entrar en la pirámide de luz que se sitúa por encima de nuestra cabeza con las siguientes palabras: “Me coloco dentro de la pirámide de luz de la dimensión del Amor que está por encima de mi cabeza y me dispongo a realizar una investigación sobre el origen de mi dolor”.

Y una vez dentro de la pirámide, deseo escuchar lo que mi Alma de Luz tiene que decirme al respecto, con la indicación de estar en silencio, con la mente relajada y con la atención puesta en el corazón hasta que se pueda descifrar el contenido de la información, que se puede manifestar de diferentes maneras según el carácter de cada persona y según el nivel de percepción que a cada uno corresponda. Pero lo que sí es seguro, es que siempre habrá una respuesta que puede venir dada incluso en sueños o en mensajes del exterior, que nos hablan de todo lo que ocurre a nuestro alrededor sin que seamos conscientes de ello.

Una vez descifrado el mensaje, podemos recapitular la información a través de un escrito para dejar constancia en la Tierra de que mi alma está al tanto de lo que ocurre en otro lugar del tiempo y que no está dispuesta a seguir ocultándose a la energía de luz que la mantiene viva en el entramado galáctico de la conciencia multidimensional. Todo lo que hay que decir al respecto, es que el dolor deja de serlo cuando se habla con él y se le escucha de verdad en su mensaje criptográfico que solo desea estar a la altura de la situación que se está viviendo para el mayor desarrollo del alma.

 AUTORA: Asunción Chavarri

www.elcuerpohumanodequintadimension.com

Anuncios

SANACIÓN CON LOS CRISTALES DE PODER ATLANTES

sanacion_cristales

 

La sanación con los Cristales de poder de la Atlántida se realiza a través del alma del cristal que viene a manifestarse al lugar donde se realiza la terapia.

El poder de sanación de los Cristales Atlantes es indiscutible porque en ellos está contenida la información necesaria para abordar cualquier tipo de enfermedad sin discriminación.

El poder de sanación se lleva a cabo porque el cristal posee unas frecuencias muy elevadas que inciden directamente sobre los puntos a tratar, permitiendo que lo que tenga que salir del cuerpo o de la parte energética de la persona, salga definitivamente sin ningún dolor o molestia.

El poder de los Cristales Atlantes aparece cuando se hace lo que debe hacerse a la hora de realizar una terapia, que es abandonar el ego personal que no conoce el poder de sanación y dejarlo todo en manos del cristal que es quien sabe lo que la persona necesita para su curación definitiva.

A quien le parezca extraño que un cristal pueda hacer milagros, sólo hay que decirle que el poder de Dios está dentro del cristal y que no hay nada superior a eso que pueda venir en ayuda de la persona y que esa energía no admite manipulación alguna cuando está realizando su labor.

Los Cristales de Sanación Atlantes están programados con todo tipo de información para la curación mediante códigos cristalinos que llevan en sí codificados todos los remedios para la sanación que existen en el Universo, porque estos cristales son parte de la Creación y contienen la memoria original de perfección de vida que no sabe lo que es la enfermedad.

El poder de sanación de los Cristales Atlantes está a tu disposición siempre y cuando vengas con el corazón abierto y con el deseo de sanarte de verdad y no por la simple curiosidad de ver lo que un cristal puede hacer por ti, porque en ese caso el poder del cristal se retira y no podrás apreciar el efecto.

La terapia con los Cristales de Sanación Atlantes está dirigida a todo tipo de personas sin importar su edad y a todo tipo de enfermedades sin importar su gravedad, pero es preciso tener en cuenta que a veces el alma busca sanar a través de la muerte física y en esos casos el cristal no hará nada `por impedirlo, sino más bien al contrario, pondrá luz en el alma enferma de la persona para que pueda encontrar su camino de vuelta a casa cuando abandone su cuerpo físico y este es el mejor regalo que alguien puede hacerle a su alma.

El elemental del cuerpo

elemental del cuerpo

El cuerpo humano es poseído por una inteligencia superior llamada elemental del cuerpo, que es el espíritu animador que le da la vida y gobierna todo desde la conciencia de Dios. Cuando Dios creó al hombre, puso al elemental del cuerpo para que vigilara la evolución de la especie y garantizase que el cuerpo humano dependiese directamente de Él y no de otras entidades. Su misión divina viene a ser como la de un director de orquesta que dirige a sus músicos en perfecta armonía y equilibrio de sonido celestial.  Y cuando padecemos una enfermedad, es el mensaje que el elemental del cuerpo utiliza para transmitirnos lo que necesitamos saber para nuestra evolución espiritual en ese momento. Él nunca desea el mal al cuerpo físico porque participa del Amor de Dios en la creación del hombre, lo ama por encima de todo y su único objetivo consiste en despertarlo del sueño de la existencia y concienciarlo de la divinidad que habita en su interior.

El Amor es la fuerza que utiliza el elemental del cuerpo para sanar al hombre de sus dolencias físicas y emocionales, permitiéndole el libre albedrío para que sea él quien decida qué quiere hacer con su cuerpo y dónde y cómo tiene que trabajar el elemental en cada momento.

(Párrafo del libro “El cuerpo humano de quinta dimensión”, pág.19)

http://www.bubok.es/libros/230930/El-cuerpo-humano-de-quinta-dimension